miércoles, 2 de noviembre de 2011

CORTOS. 3

INSOLIDARIO.
Se despertó a las cuatro y cuarto de la mañana con ganas de mear, estaba a gusto bajo las mantas porque era invierno y hacía frío, intentó volverse a dormir, pero no pudo, tenía que ir al baño. A su edad el aguantar no es fácil. Llegó al baño, levantó la tapa y, mientras orinaba, miró hacia abajo y le dijo seriamente: ¿ya ves cómo yo sí me levanto cuando tú quieres?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario